Categories
Foreign aid

Replica a Eduardo Galeano: La inestabilidad haitiana

Ayer en La Jornada, Eduardo Galeano escribió una columna criticando la decisión de la ONU de mantener su Misión de Estabilización en Haití (MINUSTAH). El conjunto de sus preguntas y afirmaciones adolecen de ignorancia, mala fe y manipulación abierta sobre la situación de Haití pensando que criticando el rol de la ONU les hace un favor.

En primer lugar Galeano critica que se expanda la estadía de la MINUSTAH en Haití un año más, pero según él es porque el Consejo de Seguridad de la ONU (CSONU) considera a Haití una amenaza. Es falsa la afirmación de Galeano, ya que el CSONU lo considera un asunto de seguridad regional y tiene criterios de apoyo a países inestables. Posteriormente dice que no hay mayor mérito para la misión es haber llevado Cólera al país, cuando el asunto se investigó por un panel independiente que dejo claras las responsabilidades. Posteriormente critica el gasto de operación de la Misión y dice que mejor se use en educación desconociendo el papel mismo de la misión

Más allá de sus afirmaciones breves y poco informadas, Galeano parece ignorar que el papel de la MINUSTAH en Haití es prevenir un conflicto civil violento y apoyar en la consolidación de la democracia en ese país. A Galeano se le olvida la historia de los dictadores Duvalier, los subsecuentes golpes de Estado y las Juntas Militares, ¿tan sencillo es dejar a un país sin apoyo ante la desestabilización política continúa? Parece también que a Galeano que la MINUSTAH ha sido la autoridad que ha dado el más fuerte apoyo en la organización de las elecciones libres en ese país. Incluso, Galeano debería saber que la MINUSTAH permanece mientras haya anuencia de las autoridades nacionales y ni el presidente ni el parlamento de ese país parecen haber pedido una retirada de la Misión. Es decir, Galeano parece asumirse más sabio que el gobierno y parlamento de Haití mismo.

Lo que no destacó Galeano fue que se redujo un 15% de las tropas actuales de la Misión para darle paso a las fuerzas policiales nacionales entrenadas por la ONU. Tampoco escribió que el Secretario General espera con la celebración de elecciones locales la Misión podría ser levantada por completo en octubre de 2013. Además de criticar el presupuesto de la misión, se le olvida que la asistencia internacional para el desarrollo en Haití asciende a más de seis billones de dólares anuales (además de los 4.2 billones usados en posterior al terremoto).

No afirmo que la MINUSTAH sea perfecta. Lejos de ello, ha tenido importantes errores de coordinación en la ayuda humanitaria, de acción militar y civil además de ausencias importantes, pero ello no signifiqué que su papel ahí solo sea “no dejar libre al pueblo más libertario de América”, incluso en este mismo blog he criticado la mala implementación de la asistencia internacional. Lo que sucede es que Haití vive una situación de inestabilidad tan profunda que la comunidad internacional debía actuar o la catástrofe continuaría. El problema no es la “amenaza haitiana”, es la inestabilidad Haitiana que la comunidad internacional y los actores nacionales están conscientes, pero no el señor Galeano.