Categories
Democratic transition Foreign aid Statebuilding

Sri Lanka y Timor Oriental: Los paradigmas del éxito y fracaso de la ONU

En este texto presento alguno de los resultados de mi tesis de licenciatura porque creo son pertinentes para evaluar dos temas que han surgido en la agenda de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recientemente. Hace unos días la ONU celebró los últimos reportes sobre la situación en Timor Oriental que dejan claro que este país podrá asumir después de su independencia en 2002 por completo las funciones de un Estado que mantenía la ONU de manera transitoria, dejando la salida de la Misión de la ONU en el país y trasladando la autoridad policial al gobierno. Pocos días más tardes se filtró (pocas veces sucede) un reporte extenso sobre la situación en Sri Lanka y el rol fracasado de la ONU en la pacificación de ese país. Estos dos resultados devenidos del mismo tipo de prácticas de la ONU en construcción de la paz son demostración de los éxitos y criticas que ha tenido la organización a lo largo de su existencia.

Explico brevemente el contexto de mi tesis y como la metodología que utilice me ayudo a observar la capacidad de éxito o fracaso de la ONU en sus operaciones en países en conflicto. Mi tesis “Construcción Institucional de Estados Nación en Estados Débiles por las Naciones Unidas” tuvo como objetivo evaluar el instrumento de construcción de Estados de la ONU por excelencia, las Misiones/Operaciones de Mantenimiento de la Paz para ver si tenían efectos en el aumento de capacidades estatales (estatalidad) para mantener la paz (Construcción de la Paz) en países considerados débiles y en conflictos armados.

Para hacer esta evaluación se compararon las trayectorias históricas de pacificación de cinco países con Misiones/Operaciones de Paz de la ONU, Timor Oriental, Nepal, Liberia, Ruanda y Bosnia y Herzegovina, además de obtener los datos tanto cualitativos como cuantitativos de estatalidad. Por medio del esquema de análisis propuesto por Mahoney y Thelen (2010) se comparó la capacidad de los actores involucrados en la reconstrucción de los países mencionados de tomar decisiones (capacidad de veto) y su también la discrecionalidad con la que contaban para tomar esas decisiones.

La tesis arrojó dos resultados diferentes, en primer lugar que se dieron cuatro casos de éxito en aumentar la estatalidad por medio de las Misiones de la ONU (Timor Oriental, Nepal, Liberia y Bosnia y Herzegovina) y un caso (Ruanda) donde en realidad la participación de la Operación fue un fracaso. ¿Por qué? Resultó que en los cinco casos la ONU contaba con un alto nivel de discrecionalidad en la toma de sus decisiones y que estas eran de un alto impacto en el desarrollo de la paz en los países que intervino con anuencia de los gobiernos de esos países.

¿Por qué la ONU resulto tener tal poder discrecional en el proceso de pacificación de países en conflictos? Es por el hecho que los conflictos armados debilitan la capacidad exclusivamente social y económica de las organizaciones militarizadas, polariza sus relaciones políticas y sobre todo, que un proceso de construcción de Instituciones necesita de la mayoría de los actores políticos representativos de la complejidad social del país. Es por ello que la ONU traza una ruta política conjunta con los actores y se vuelve en un mediador que por excelencia puede implementar todo el proceso para que solo los actores comiencen a tomar decisiones (redactar una constitución devenida de una elección organizada por la ONU por ejemplo).

Cascos Azules en Timor Oriental

Como se podrá notar, las últimas noticias sobre la situación en Timor Oriental muestran que el conjunto de decisiones discrecionales de la ONU fueron decisivas para el desarrollo de ese país salido de una convulsa independencia. El proceso de seguimiento de redacción de una constitución, la capacitación de una policía nacional, la existencia de tribunales transitorios de justicia y la asesoría para la realización de elecciones fortalecieron a Timor Oriental para que este tome las riendas de su propio destino.

Mientras tanto las mismas decisiones discrecionales de la ONU (Que sabremos con más detalle ya revelado en su integridad el polémico reporte que informan los medios) no han ayudado al proceso de pacificación de Sri Lanka que ha vivido un proceso de conflicto con la guerrilla de los “Tigres Tamiles” que se ha prolongado por más de 30 años. ¿Qué decisiones fueron las que han hecho fracasar a la ONU en Sri Lanka? Las mismas que alguna vez hicieron fracasar la Operación en Ruanda, la misma ausencia de decisiones y de acciones concretas y con personal suficiente. En el reporte que comparte información la BBC se informa de un abandono por falta de refuerzos y voluntad por parte de la ONU para proteger a los civiles desprotegidos en ese país.

Rebeldes Tamiles rodeados por el Ejercito Nacional

Lo que sucedió en Ruanda y lo que ahora sucede en Sri Lanka es la constante de los fracasos de la ONU, esta no actúa por limitaciones en personal, capacidad de decisión de los enviados del Secretario General y porque el diseño inicial de la misión incentiva a un retraimiento de los funcionarios y cascos azules en intervenir en problemas concretos. En caso específico de Ruanda fue la reducción brusca de cascos azules ordenada por el Consejo de Seguridad previo a los días del genocidio. En el caso de Sri Lanka ha sido una falla sistémica de como las agencias de la ONU y en especial el departamento de asuntos humanitarios y el departamento de asuntos políticos atendieron el tema de las victimas de la violencia en ese país.

No es por decir que los funcionarios designados por el Secretario General sean explícitamente ignorantes de las implicaciones macrosociales de una decisión mal tomada o mal ejecutada sin sensibilidad política, es más bien que el conjunto de órganos de decisión política (El Consejo de Seguridad y la Comisión de Construcción de la Paz) han tomado decisiones contrario a las recomendaciones de los funcionarios expertos de Naciones Unidas por razones políticas, presupuestales o administrativas. Como vemos, sin exagerar, una mala decisión en la ONU puede costar la vida de miles y desatar un genocidio. También un conjunto de buenas decisiones y prácticas pueden dar cuenta de un proceso de reconstrucción exitoso en una nueva sociedad en crecimiento.

La crítica más dura (fundamentada más allá de la misión aspiraciones que tiene la ONU y cualquier organización) a la ONU siempre ha sido a sus fracasos en Mantenimiento de la Paz, pero paradójicamente lo más reconocido el conjunto de programas relacionados al tema del desarrollo, que son precisamente el fundamento que ha dado Misiones de Mantenimiento de la Paz exitosas. De ahí la importancia de revisar las responsabilidades políticas de los órganos de decisión de la ONU ya que su rol según lo que vemos en problemas políticos y sociales es más trascendente y profundo de lo que aparentaba, claro, esta discusión es una ya muy larga y complicada.

Mahoney, James y Thelen, Kathleen (2010), Explaning institutional change: Ambiguity, agency and power, Cambridge, Cambridge University Press.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.